Osqui Guzmán presenta “Derechos torcidos” en el ciclo online de La Plaza

Compartir

El actor, protagonista del clásico de Hugo Midón, considera que esta versión virtual viene a confirmar que “las obras de Midón son algo que se vuelve fundacional sobre cuál es la relación que debemos tener con las infancias”.

El actor Osqui Guzmán, protagonista del clásico de Hugo Midón “Derechos torcidos” que el sábado a las 15 se sumará al ciclo “La Plaza de los Chicos online”, considera que esta versión virtual viene a confirmar que “las obras de Midón son algo que se vuelve fundacional sobre cuál es la relación que debemos tener con las infancias”.

“Hugo habló a través del teatro infantil de los conflictos que más nos duelen y por eso sus obras no van a dejar de hacerse jamás”, pondera Guzmán durante una entrevista con Télam para presentar la puesta por streaming de “Derechos torcidos”.

La función, que cerrará la grilla de julio del espacio que la compañía La Pipetuá inauguró el 6 del mes último, prevé para agosto a la banda de rock Panceta y los papafritas (el 1), “Desenchufados–teatro al toque!” (el 8), Dúo Parlanchinas en “Petit Circus” (el 15), “Volver a jugar” de Circo Les Ivans (el 22) y “Zooilógico” (el 29).

La pieza del también autor de clásicos como “Vivitos y coleando”, “La vuelta manzana”, “Cantando sobre la mesa”, “Narices”, “Stan & Oliver”, “La familia Fernández” y “Huesito Caracú”, entre más, se estrenó en abril de 2005 en el mismo complejo que ahora habilita su versión online.

“Derechos torcidos” trata sobre los derechos de los niños establecidos en la Constitución Nacional y de cómo esos derechos que los amparan se ven debilitados por las condiciones socio-económicas en las que vive buena parte de la población.

Con música de Carlos Gianni, la obra cuenta la historia de un grupo de chicos que viven en una casa comunitaria,silbatina liderada por Pocho Machaca (Guzmán), donde encontraron un lugar y el afecto necesario para poder desarrollarse con mayor plenitud.

“Me gusta mi personaje de Pocho Machaca porque es alguien que hacía mucho con poquito y que muestra así algo que debiera ser tan universal como los derechos de los niños”, asegura el artista.

A los 49 años y con una intensa y diversa actividad en cine, TV y fundamentalmente en teatro donde se lució en piezas como “Sucesos Argentinos”, “Toc-Toc”, “El Bululú”, “Idénticos” y “La Tempestad”, Osqui confiesa: “Es muy emocionante volver a recordar ese trabajo que está siempre tan presente porque por algún motivo fui volviendo a él”.

“Cuando la estrenamos le dije a Hugo ‘en 10 años volvemos a hacerla’ porque para mí es un clásico y con ese impulso la pude presentar en Pakapaka, cumplimos con esa palabra y pusimos a Midón en TV”, resalta.

El teatro filmado me parece una experiencia más de documentación que audiovisual”OSQUI GUZMAN
Télam: ¿Por qué te parece tan necesario mantener la obra de Midón en circulación?
Osqui Guzmán: Porque su legado se pasa de generación en generación, nos atraviesa. Hugo logró que los conflictos se transformen en arte y en objeto de cultura porque supo interpretar nuestra manera de ser, de ver.

T: ¿Cómo te llevás con el teatro por streaming?
OG: El teatro filmado me parece una experiencia más de documentación que audiovisual. De hecho en cuarentena también se dio “El Bululú” por Timbre 4 gracias a que quedó un trabajo que lo guardé y lo vi cuando necesité usarlo porque sentí que tenía un tratamiento y un ritmo audiovisual que imitaba la rítmica de la experiencia escénica. Pero así y todo el hecho de dejar que las obras se vean tiene que ver con acompañar y donde todos hacemos foco por la situación en la que estamos porque necesitamos entretenernos y también ver teatro como un gesto cultural.

T: En pleno impacto del tremendo parate que impone la pandemia…
OG: Ser actor en mi país es serlo en el mejor lugar del mundo. Y este es un momento para profesar nuestro trabajo pero tenemos que estudiar las modalidades que puedan generar alternativas para empezar a moverse a partir de alguna nueva normalidad porque la situación para muchos es realmente desesperante.

T: En lo personal el coronavirus te sorprendió en plena faena…
OG: Estábamos con el mayor éxito de la calle Corrientes con “Bonobos”, que era una obra a la que le poníamos el cuerpo con unos compañeros increíbles, pero todo quedó suspendido.

T: ¿Cuál imaginás que va a ser el modo de hacer teatro cuando pueda volver la actividad?
OG: Presumo que el valor del contacto físico va a ser mucho más potente, pero esa es una hipótesis que precisa de la práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*