La OMS volvió a repudiar la inequidad en el suministro de vacunas anti-Covid

Compartir

“Seamos claros, el problema no es que los países en desarrollo tengan un sistema de distribución deficiente o que su población tenga reticencia a vacunarse, el problema es que en esos países no hay vacunas”, planteó el titular de la entidad Tedros Adhano.

La OMS acusó de “colonialismo” a los países desarrollados que no quieren compartir las vacunas.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) reiteró este virnes su condena por la inequidad en la distribución de vacunas contra el coronavirus en el mundo que sigue causando estragos en los países pobres y rechazó “la mentalidad colonial” utilizada por algunos para no compartir inmunizantes.

“El mundo está fracasando ante la pandemia por el acceso inequitativo a las inmunizaciones y la mentalidad colonial usada para no compartir las vacunas”, sostuvo en la conferencia de prensa bisemanal el director general del organismo, Tedros Adhanom Gebreyesus, quien alertó que la variante Delta, la de mayor contagiosidad de todas las existentes y registrada por primera vez en India, “es muy peligrosa”.

“Seamos claros, el problema no es que los países en desarrollo tengan un sistema de distribución deficiente o que su población tenga reticencia a vacunarse, el problema es que en esos países no hay vacunas”, planteó Tedros.

Al responder a una pregunta sobre la eficiencia con la que podrían distribuir y administrar los fármacos las naciones con sistemas sanitarios débiles, refirió que “si los países que tienen vacunas usan ese pretexto para no compartir dosis, ese es el verdadero problema”.

Recordó que las naciones de renta baja tienen mucha experiencia desplegando campañas de vacunación masiva desde hace lustros.

“Están preparados y, además, estamos listos para trabajar con ellos en cualquier momento”, agregó, y envió un mensaje a las economías desarrolladas.

“En este momento, el problema es el suministro”, sentenció y agregó: “Simplemente dennos las vacunas”.

El jefe de Emergencias de la OMS, Michel Ryan, coincidió al afirmar que muchos países en el sur están mucho mejor preparados que los del norte para los suministros masivos de vacunas, y citó como ejemplo su experiencia contra el ébola y la poliomielitis.

“El paternalismo y la mentalidad colonial es lo que nos lleva a trabajar como lo estamos haciendo. ¿Esta es la lógica que tenemos? ¿No darles algo porque tememos que no lo sepan usar? ¿De verdad? ¿En medio de una pandemia?”, cuestionó Ryan, en línea con el pensamiento de Tedros.

Tedros advirtió que es muy preocupante que se repita lo ocurrido en el pasado con el tratamiento del Sida, cuando para no compartir los medicamentos se argumentaba que en los países de ingresos bajos las personas no podían utilizarlos porque eran complicados.

“Esa es una actitud y mentalidad del pasado”, apuntó.

Añadió que también hay quienes hablan de que en África “hay vacilación o reticencia a vacunarse sin entender que ese no es el problema”.

“Si ni siquiera hay suficientes dosis disponibles ¿para qué hablar de rechazo? Aquí el problema es el suministro, las vacunas, el número de dosis disponibles. No es un problema de rechazo, entrega o distribución. ¡No! No podemos hablar de esa fase porque todavía no hay suministro de vacunas”, recalcó.

Tedros explicó que esta disparidad de acceso a las inyecciones es la causa de que la pandemia vaya a dos velocidades, con los países que las tienen, mejorando y levantando restricciones, por un lado, y los que no, “que enfrentan situaciones graves de la enfermedad, grandes brotes y un aumento de casos”, por otro.

“Esa es la diferencia entre tener o no tener una vacuna. Esto está poniendo al desnudo lo muy injusto que es nuestro mundo, evidenciando la injusticia y desigualdad que prevalecen”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*