Inchausti: “La inversión en obras viales indica que la prioridad del Estado es proteger la vida”

Compartir

En relación a los anuncios que realizara el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad, el ingeniero Fernando De Vido, en torno al acto de apertura de los sobres de ofertas para la ejecución del tramo de la autovía que va desde la rotonda de la Virgen Del Carmen, en el acceso norte hasta el empalme con la RN 11 y 81, el director provincial de Seguridad Vial, el ingeniero Fernando Inchausti, señaló que “la inversión en obras viales indica que la prioridad del Estado es proteger la vida”.

“El Estado, a través de sus políticas, define cuál es el interés que se prioriza y esto tiene que ver con el principio ideológico de las decisiones que se toman desde los Gobiernos”, sostuvo, citando a modo de ejemplo, lo que sucedió en la gestión del expresidente Mauricio Macri.

Recordó que “durante el macrismo vimos cómo la obra pública en infraestructura vial se detuvo, para darle lugar al negocio de las inversiones de participación público privada, que no fue otra cosa más que generar las condiciones para digitar la ejecución de obras puntuales donde se vieron favorecidas empresas cercanas al entorno del expresidente. Un claro ejemplo de ello fueron las concesiones extendidas hasta el 2030 de Autopistas Del Sol”, reprobó.

Además, el funcionario refirió que, respecto del período 2016 a 2019, se registró un incremento del 54% de la siniestralidad vial fatal en las rutas nacionales en la provincia. “Estos valores estuvieron estrechamente vinculados al pésimo estado de conservación producto del abandono y ausencia de trabajos de mantenimiento de caminos de estos corredores viales”, denunció.

Por eso, recalcó Inchausti que la seguridad vial para un Gobierno “depende del sentido de la política y el propósito que persigue ideológicamente cada gestión”, teniendo en cuenta esto es que “a los conflictos de intereses en los que se encontraban enredados empresarios y funcionarios de la gestión de Cambiemos, se sumaba el agravante ideológico que los representaba que era la total ausencia del Estado”.

Advirtió en tal sentido que “mientras ellos ponían su atención en generar las condiciones para endeudar el país, promover un modelo de especulación financiera, con una escandalosa fuga de capitales, las obras que garantizaban un mejor estado de seguridad para el ciudadano en general quedaban rehenes de la rentabilidad y de los acuerdos económicos que podían cerrar. Es decir, que si el negocio no era rentable en términos financieros entonces la respuesta del Estado no existía, y con eso todos sabemos que el costo se mide en el incremento de la siniestralidad y con ella en el aumento de pérdidas de vidas”.

En cambio, si se compara el período 2015 al 2019 con los primeros dos años de la Presidencia de Alberto Fernández, “existe un contraste elocuente” que pone en evidencia que “aún cuando existe el desafío de empezar a pagar los compromisos de deuda generados por la gestión macrista, más el impacto de la pandemia del COVID19, se han avanzado en obras viales en la provincia de Formosa mucho más de lo poco y nada que se hizo en los años del Gobierno de la alianza PRO-UCR”.

“Esto es un ejemplo claro que nos enseña que cuando existe voluntad política de atender las demandas genuinas del pueblo, no existen pretextos para los gobiernos”, subrayó, añadiendo que “esto es así cuando se busca defender un solo interés, que es el del pueblo”.

En ese punto, se refirió a los avances de obras en material vial, al puntualizar: “En sólo dos años, se avanzó casi con la totalidad del tramo de la autovía entre el barrio Nueva Pompeya y el ingreso a la ciudad de Formosa, se inició la obra del puente sobre nivel en la intersección de las Avenidas Gendarmería Nacional y Néstor Kirchner, se reactivó el tramo de la autovía de la RN11 entre Tatané y Mansilla; entre otras obras, de gran importancia para la provincia”.

Además, próximamente se licitará el tramo de la autovía entre la Virgen del Carmen y el empalme entre las RN 11 y RN 81, que brindará una solución técnica concreta a una de las zonas donde se concentra la mayor cantidad de siniestros.

Desarrollo

En otro orden, el funcionario perteneciente a la cartera del Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo también indicó que la obra pública “es promotora de desarrollo y reactivación económica”, valorando su efecto multiplicador “que hace de la inversión del Estado un motor dinamizador económico, generador de fuentes de trabajo genuino directo, y de manera indirecta reactiva el consumo”.

Por todo esto, aseveró Inchausti que “los formoseños vivimos un tiempo fundacional, con el reconocimiento de un proyecto político consolidado en el Modelo Formoseño que nos permite tener una carta de navegación que nos confiere certidumbre y la seguridad de saber cuál es el horizonte que queremos conquistar”.

“En esa tarea colectiva de hacer grande nuestra historia, tenemos un gestor inquebrantable que no descansa para lograr tales objetivos, nuestro gobernador Gildo Insfrán, a través de una gestión constante y sostenida de las obras que tanto beneficios traen a los comprovincianos”, ponderó.

Por esa razón “el pueblo le brinda su confianza democrática para que cada día se consoliden aún más nuestros anhelos y deseos de desarrollarnos y crecer con inclusión y en equidad”, resumió categórico, para finalizar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*