Formosa entre las provincias donde más bajó el número de conductores involucrados en siniestros viales que consumieron alcohol

Formosa entre las provincias donde más bajó el número de conductores involucrados en siniestros viales que consumieron alcohol
Compartir

A días de conmemorarse el Día Mundial Sin Alcohol, el Observatorio Vial de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, publicó un estudio donde se resaltaron las buenas prácticas en Formosa y que reflejó una reducción de conductores atendidos en las guardias luego de protagonizar un siniestro vial, quienes declararon haber consumido alcohol en las seis horas previas al incidente.

En ese sentido, en el marco de Modelo Formoseño, la seguridad vial se realiza desde un abordaje sistémico, integral e integrado a través del Consejo Provincial de Seguridad Vial, hecho que ha permitido consolidar una política de Estado sostenida en el tiempo. Este organismo, bajo la presidencia del Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, promueve estrategias de acción para la prevención, control, sanción y contingencia, involucrando once organismos de diversos Ministerios.

Cabe destacar que la investigación se llevó a cabo en las salas de emergencias de hospitales públicos de todo el país y fue coordinada junto al Ministerio de Salud de la Nación y a Fundartox. La comparación se realizó con base a un trabajo similar también hecho por la ANSV en 2018.

“Durante los últimos cuatro años de gestión, todo este abordaje se vio potenciado y fortalecido a través de la cooperación de la ANSV, que permitió fortalecer el alcance en distintos procesos de la agenda política institucional del programa provincial de seguridad vial”, indicaron desde la Dirección de Seguridad Vial.

Asimismo, resaltaron que “esta sinergia virtuosa entre Nación, provincia y Municipios permitió sostener programas de prevención vial fundamentales, como la ‘Campaña por la vida’, poniendo durante 15 años consecutivos a los formoseños en un sitio de referencia donde se encuentran los números más altos en relación con la utilización del casco protector en motociclistas”.

Agregaron que también ayudó a la promulgación de la Ley Provincial 1726, de adhesión a la Ley Nacional 27.714 de Alcohol Cero Al Volante, la reactivación de obras de infraestructura vial estratégicas para la prevención, y al plan federal de educación vial.

“La acción conjunta, sistémica, sostenida, y fortalecida especialmente los últimos cuatro años a través de la alianza estratégica con los distintos niveles del Estado, permitió consolidar las bases de una comunidad organizada para reducir en el tiempo la tasa de fatalidad vial de 12,4 a 3,5 fallecidos cada 10.000 vehículos en los últimos 10 años de gestión”, concluyeron.